Noticias/Reseñas

Reseña: Paper Mario Sticker Star

paper mario bannerEs extraño, el pensar que un concepto y mundo tan sencillo como el de Super Mario Bros podría ser llevado de manera tan satisfactoria y exitosa a un estilo de juego como el RPG; y es que en su núcleo más puro parecieran ser completamente lo opuesto, por un lado, Super Mario apuesta por una fórmula en extremo sencilla, aunque bien refinada, descuidando aspectos como la historia y el desarrollo de sus personajes para centrarse en el gameplay en  sí mismo con la premisa de la diversión por sobre todo y el constante control que tenemos sobre el personaje; por otro lado, los RPG (Al menos en su concepción más pura), apuestan por una premisa más arriesgada y a veces pretenciosa, con énfasis en su historia y personajes, intentando que nos adentremos en lo más profundo de su mundo, donde en ocasiones, paradójicamente, el modo de juego de una forma u otra nos hace ser de mayor o menor manera un espectador de los sucesos, obligándonos a detener el gameplay para poder avanzar aquellos aspectos en que el género pone su énfasis, además de que sus dinámicas también entrañan algo de esa dualidad entre jugador y espectador que la naturaleza del RPG trae consigo (afortunadamente cada vez más superada gracias al avance tecnológico y sus nuevas posibilidades en la creación de mundos y mecánicas). En éste escenario tan dispar, es raro que ya pasados sus años tengamos un historial de juegos que mezclan estas dispares realidades de tan buena forma, y es que en cierta forma ambos pueden aportarse mutuamente un aire fresco que puede constituir un buen balance, la naturaleza de las cosas a veces es esquiva y difícil de desentrañar, al punto que no dedicaremos éste espacio para tal tarea, pero si me parece curioso mencionar, al menos para reforzar ésta línea, lo ocurrido con el antecesor directo del juego que nos compete, Super Paper Mario, del cual, entre sus principales críticas  puede encontrarse el hecho de que no llegó a sentirse como suficientemente RPG, siendo más un plataformas híbrido que no terminó por gustar a todos (En lo personal me gustó, no me encantó ni me pareció de lo más memorable, pero malo no me pareció). Es así como nos encontramos ante una nueva entrega de esta subfranquicia, la cual parece rescatar ese estilo más clásico, pero a la vez añadiendo un componente completamente nuevo al tablero ¿Qué es lo bueno y lo malo de Paper Mario: Sticker Star? Les invito a descubrirlo en esta reseña.

228888-PaperMario3DSMainImageHistoria y Narrativa.

La historia de Paper Mario: Sticker Star, comienza cuando, como ya parece costumbre en los juegos del fontanero, una esperada festividad llega al Reino Champiñón, puesto que una vez al año la Sticker Star baja al reino para dar comienzo al festival en su honor, como es obvio, la princesa Peach preside el esperado evento mientras Mario y los Toads son espectadores de las maravillas que esta estrella trae a su mundo de papel; sin embargo, las cosas suelen complicarse cuando el malvado Bowser aparece en escena junto a su ejército Koopa para apoderarse del poder de la Sticker Star y lograr sus malignos objetivos, sin embargo, termina por caer sobre la estrella provocando que esta se divida en 6 piezas, una de las cuales cae sobre su cabeza, dándole un aspecto holográfico y nuevos poderes, Mario salta al escenario para enfrentarse al rey de los koopas, sin embargo, el nuevo poder de Bowser le supera y termina inconsciente en medio de los restos de lo que fue la feria de los Stickers. Tras esto, Mario es despertado por Kersti, un hada Sticker que unirá fuerzas con el fontanero para reunir los 6 Stickers Reales y derrotar a Bowser, para poder reconstruir la Sticker Star y devolver el orden al universo de Paper Mario.

En lo referente a la historia, me veo obligado a decir que es el punto que menos atención ha recibido en todo el juego, el comienzo del juego pone la premisa sobre la mesa de manera extremadamente rápida, sin mayor trabajo en la forma en que se expone al jugador, por lo que desde los primeros minutos de juego tendremos absolutamente claros todos los aspectos esenciales en torno a los cuales se desarrollará la historia, sin dejar lugar a ninguna clase de giro argumental o al menos a la entrada de nuevos elementos a lo largo de la aventura que enriquezcan la trama del juego. De igual forma, la idea de una festividad en el reino champiñón que es interrumpida súbitamente por Bowser, quien se apodera de algún nuevo poder que le permite vencer momentáneamente a Mario, parece no estar provista de ningún elemento que no hayamos visto con anterioridad en algún otro juego del fontanero, y realmente llega a generar algo de extrañeza el que nos encontremos ante una trama tan continuista y planteada de manera tan simple, puesto que hasta el momento los juegos RPG del fontanero se caracterizaban por presentar historias diferentes y un poco más trabajadas, aunque sin ser excesivamente complicadas o atípicas, solía aprovecharse la situación para mostrarnos al fontanero en situaciones algo diferentes a las que solemos ver en sus títulos más tradicionales.

Afortunadamente la narrativa es una historia completamente diferente, puesto que gozaremos de un guion excelente durante todo el juego, si bien el formato en que se presenta es el típico de todo juego RPG de Mario, es decir, por medio de globos de texto, esta vez lo diálogos entre los personajes se han llevado el premio, al punto de que nos encontramos ante un juego que nos mantendrá con una sonrisa constante; con una actitud desenfadada y dispuesta a bromear con cosas más actuales que aquello que normalmente vemos en los videojuegos, incluso hay chistes sobre Hipsters en más de una ocasión (Kamek y Kersti me han sacado más de una carcajada), a la vez que se complementa con situaciones de lo más divertidas y exageradas (como mutilar salvajemente a algún villano), además de contar con un mundo de papel mejor que nunca, que nos presenta varios detalles que aportan un poco a tal narrativa, y que permite tomar ciertas libertades en cuanto a la presentación, así como también en la naturaleza de las situaciones que encontraremos durante la aventura, siendo todas bastante cómicas, lo cual complementa de buena manera esta narrativa llena de diversión simple y humor blanco. Lo único que creo que merece criticarse en éste aspecto, es la escasez de personajes durante el transcurso de la aventura, dando mucho protagonismo a los Toads en desmedro de personajes que pudieron ser más interesantes, aunque también debe decirse que en éste título, en particular, son menos molestos y más útiles que en otras entregas.

paper-mario-sticker-star-para-nintendo-3ds-y-3ds-xl_MLM-F-3387295581_112012Jugabilidad y dinámicas de juego.

Nos encontramos ante un RPG en cuyo mundo nos moveremos de manera similar a la vista anteriormente en la subfranquicia (con la exepción de Super Paper Mario), gozando con escenarios en 3D recreados completamente con materiales derivados del papel, muy parecido a un diorama, donde podremos movernos en todas direcciones, así como saltar, golpear cosas con nuestro martillo o conversar con alguno de los personajes que encontremos durante nuestra aventura; por lo que podemos ver que las mecánicas básicas de estos juegos se mantienen. Sin embargo, Sticker Star no tiene pretensión alguna de ser un mero sucesor calcado del pasado de la franquicia y añade un componente nuevo que logra dar un giro radical a la forma en la cual interactuamos con el mundo y enfrentamos la aventura en general, los stickers, en efecto, además de ser nuestro modo primario de ataque en el combate, los stickers también nos pondrán en frente a variadas formas de interactuar con nuestro entorno, contando el juego con variados puzles que nos harán pensar y buscar el sticker correcto para cada situación, gracias a la habilidad de “papelizar” que Kersti nos otorgará, la cual nos permitirá pegar o despegar stickers o recortes que generarán un cambio en el mundo del juego, de tal forma tendremos que valernos de un variado arsenal de objetos y stickers que serán ayuda fundamental en el avance del juego, obligándonos a pensar bien las situaciones a las cuales nos enfrentamos, así como también estar atentos a detalles sospechosos en el escenario puesto que nunca se sabe donde algo podría estar pegado de una forma que no corresponde, y ante la más mínima duda, deberemos observar y pensar como sacar provecho a cada situación. Siguiendo la línea de nuestra interacción con el mundo del juego, esta vez, además de los escenarios normales a los que estamos acostumbrados, contaremos con un mapa estilo Mario World en el cual navegaremos por el mundo de Mario, constituyéndose en una forma más rápida de desplazarnos entre los distintos puntos del mapa, en especial consideración con la naturaleza portátil del juego, dado que por la misma es necesario no forzar al jugador a perder tiempo en viajes sin sentido, por lo que aporta un granito más a la eficiencia portátil del título, siendo a la vez bastante vistoso y colorido, contando con praderas, pantanos envenenados, desiertos, montañas nevadas, selvas, e incluso un pequeño barco en el cual Mario podrá zarpar a nuevos mundos. En lo referente a los menús, navegaremos por estos de manera simple por medio de la pantalla táctil, en donde podremos ver nuestro estado y tiempo de juego, ordenar nuestros stickers y revisar nuestros objetos y recortes de manera sencilla, por lo que se resuelve de la mejor manera posible, al punto que minimiza en gran medida su impacto en la experiencia de juego, pudiendo centrar nuestra atención, casi absolutamente, al juego en sí mismo. Donde sí hay una dinámica que no terminó de convencerme, es en el sistema utilizado para guiar el avance de los jugadores menos versados, el cual se presenta a través de pequeños consejos que Kersti nos dará cuando se los pidamos, los cuales pueden ser demasiado crípticos e imprecisos en comparación con la dificultad de algunos puzles del juego, no cumpliendo del todo su tarea en relación con jugadores menos acostumbrados a la resolución de los mismos.

Otro de los aspectos únicos o diferenciadores de esta entrega se encuentra en el combate, el cual se basa igualmente en el uso de stickers, con una buena variedad de efectos y ataques que afectarán de maneras distintas a los diversos tipos de enemigos, de esta forma, por ejemplo, saltar sobre un enemigo que cuente con espinas sólo resultará en daño para nosotros, y del mismo modo, ciertos ataques resultarán más efectivos e incluso podrían darnos la posibilidad de asestar un daño adicional, dependiendo del enemigo; de tal forma, el sistema de stickers añade un componente de manejo y estrategia al combate que es sencillo de entender, pero toma un poco más el lograr dominarle al punto de su máxima eficiencia. Complementando esto, el uso de las monedas también aportará a éste esquema, puesto que contaremos con una máquina de apuestas donde podremos apostarlas para alinear 3 imágenes y ganar la posibilidad de realizar más de un ataque en un solo turno (además de alguna recompensa adicional al alinear 3) la cual será de gran utilidad al enfrentar a jefes o grupos de enemigos poderosos, pero a la vez debemos utilizar éste recurso con inteligencia, puesto que si queremos mejorar nuestras posibilidades deberemos apostar más dinero, cuidando también de no gastar todo y quedarnos sin un recurso tan valioso; de igual manera, la naturaleza consumible de los stickers nos hará visitar las tiendas del juego de manera constante con el fin de reabastecernos y estar preparados para los desafíos que nos presenta constantemente el juego. En esta misma línea, debemos mencionar también la importancia de los diversos “objetos” que encontraremos a lo largo de la aventura, los que,  curiosamente, parecen ser los únicos elementos que no lucen como si fuesen de papel en todo el mundo del juego, los cuales van desde unas simples tijeras, a aspiradoras, hornos e incluso una cabra; estos objetos podrán ser convertidos en stickers especiales en un lugar determinado del pueblo, donde al ser lanzados se transformarán en stickers, los cuales, usualmente, ocupan más espacio en nuestro inventario (no todos), que compensan con su gran poder destructivo, siendo muchas veces la diferencia entre la victoria o una batalla extremadamente sufrida; los efectos de estos stickers serán extremadamente variados y cómicos de ver, siendo también útiles fuera de la batalla al alterar el mundo del juego, como ya se mencionó anteriormente.

Finalmente, debemos referirnos a los enemigos del juego, entre los cuales encontraremos al clásico repertorio que el mundo de Mario puede ofrecernos, goombas, koopa troopas, shy guys, chain chomps y demás se presentarán aquí nuevamente y en cierta forma nos demostrarán lo bien conseguida que está la galería de enemigos del fontanero, puesto que cada enemigo se diferencia y posee puntos fuertes y débiles distintos, incluso al punto de que ciertos enemigos requieren el uso de una determinada estrategia para ser derrotados de forma más eficiente. Donde sí debemos detenernos un poco es en los jefes finales, los cuales además de presentar las obvias dimensiones acentuadas, en muchas ocasiones requieren de un sticker (o tipo de sticker) específico para ser derrotados, si bien en algunos casos esto será sólo para facilitarnos el combate mediante el uso de una estrategia (de lo contrario estos combates serán bastante difíciles), en otros casos parece que el uso de los mismo se hace obligatorio para ganar el combate, y aunque estos son contados, es un poco frustrante el que no tengamos forma de prever la necesidad de su uso antes de la batalla, obligándonos a retirarnos de la misma a buscar aquel sticker que necesitemos, lo cual se vuelve algo frustrante; aunque debemos decir, también, que pasando de éste defecto, las batallas contra los jefes son en general muy entretenidas, desafiantes y memorables en sí mismas.

Paper-Mario-Sticker-Star-2Presentación.

En el apartado visual, nos encontramos ante un juego bastante vistoso y bello, todo en este título se encuentra recreado de forma que parece un diorama viviente, utilizando papel o derivados para tal efecto, desde el cielo al agua y obviamente los personajes, todo está bellamente creado en base al concepto del papel, desplegándose de gran manera lleno de color e imaginación, siendo uno de los títulos que mejor se ven en la consola, muy parecido a lo logrado en Super Mario 3D Land en el aspecto visual (obviamente éste ultimo sin el tema del papel). Los personajes son bastante simpáticos y expresivos, estando todos bien conseguidos, complementando una ambientación muy interesante y alegre que aprovecha al cien porciento las posibilidades estéticas de un mundo totalmente construido en papel. El efecto 3D ayuda también a que tal tema salte aún más a la luz, jugando con esa dualidad entre los 3D y lo 2D de los personajes, lo que hace que todo se vea muy bello, siendo un título realmente digno de mirar.

Sin embargo, por más que la presentación visual sea bastante buena, el aspecto sonoro del título es simplemente brillante, constando con uno de los mejores soundtracks que he escuchado en años, con tonadas estilo jazz increíbles y alegres que se convierten en el complemento perfecto para la ambientación de esta alegre aventura, algunas de ellas son nuevas, otras son nuevas versiones de temas ya conocidos, pero todas geniales y memorables al punto de que en muchas ocasiones me detuve sólo para escuchar la música del escenario. En cuanto a los efectos de sonido, tenemos el típico repertorio del fontanero, el cual sigue siendo tan icónico y efectivo como siempre, poniendo un granito de arena más en la ambientación de la aventura, funcionando tan bien como siempre, demostrando que tales sonidos ya han más que pasado la prueba del tiempo.

Conclusión.

Ya para poner punto final a esta reseña, debo decir que Paper Mario: Sticker Star es un juego que he disfrutado increíblemente, celebro el hecho de que fuese lo suficientemente valiente como para tomar un rumbo propio en una industria que castiga tan duramente la diversidad, así como también me alegra la idea de que estemos de regreso a un RPG propiamente tal; sí, no es un juego perfecto y no es el mejor de la subsaga, por culpa de una historia pobre y la ausencia de personajes que pudieron haber aportado algo interesante al título, sin embargo, el aprovechamiento de aquel mundo de papel se ha vuelto más fuerte que nunca, con un gran énfasis en el manejo del inventario y muchos puzles bastante desafiantes a resolver. Definitivamente no es un título para los jugadores menos pacientes, pero todos aquellos que busquen un RPG divertido, desafiante y novedoso encontrarán en él más de 20 horas de completa diversión, en un formato muy bien adaptado a la portabilidad de la consola. Por otro lado si eres un fan acérrimo y recalcitrante de The Thousand Years Door y esperas una secuela calcada del mismo, pues tendrás que seguir esperando y esperando; pero si te gusta esta subfranquicia y tienes la inteligencia suficiente para apreciar el valor de la diversidad dentro de ella, descubrirás que a pesar de tener sus defectos, Sticker Star es un juego que demuestra porque la misma es tan divertida, así como también porque algo tan distinto como Mario y los RPG pueden mezclarse tan satisfactoriamente a pesar de sus diferencias, y de como la imaginación y creatividad pueden hacer cosas tan geniales y diversas.

PAper-Mario-Sticker-Star-04-10-12-Logo-001

Te Invitamos a Dejar un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s